¿Cómo afecta el Stress a nuestro cuerpo? Osteopatía Craneosacral para tratamiento de ansiedad, stress...

osteopatia craneo sacral tratamiento ansiedad depresion stress madrid, osteopatia craneo mandibular ATM bruxismo madrid, osteopata craneosacral madrid, osteopata craneo mandibular madrid, fisioterapeuta osteopata estructural visceral craneal madrid
osteopatia craneo sacral para tratamiento de ansiedad depresion stress en madrid

OSTEOPATíA CRANEO SACRAL PARA TRATAR PROBLEMAS COMO LA ANSIEDAD, DEPRESIÓN, STRESS….

  

ECCOFISIO 914253354 o Cita Online

 

Hoy en día, llevamos un ritmo de vida tan intenso que nos vemos sometidos a elevados niveles de stress. Esto, sumado a situaciones puntuales emocionales fuertes, puede conllevar ansiedad, depresión, stress, etc.  

Cuando hablamos de estrés, directamente lo relacionamos con  algo perjudicial o negativo, sin embargo el estrés en sí mismo no es malo para la salud, se trata únicamente de una activación del organismo. De hecho si ese estrés se limita a periodos cortos de activación en el que se alterna con fases de relajación, entonces puede llegar a ser percibido como algo agradable. 

 

Os contamos en qué punto el estrés deja de ser beneficioso y puede pasar a ser perjudicial.

 

¿Cuándo empieza el estrés a tener efectos negativos en nuestro cuerpo?

 

Es importante saber que ante una reacción física de estrés, el organismo se prepara con un aumento de energía, y comienza a liberar glucosa y ácidos grasos a la sangre, de este modo el cuerpo se prepara para dar una respuesta ya sea la huida o la lucha.

En la época de nuestros ancestros sí tenía sentido porque les ayudaba a sobrevivir pero en nuestra época actual realmente son pocos los casos en los que una reacción de estrés va seguida de un movimiento directo que lo libere porque por lo general ni salimos huyendo ni nos liamos a garrotazos ;-)

 

Entonces, se produce una situación de estrés pero sin embargo nuestro cuerpo NO REACCIONA y sin embargo se producen todos los síntomas en nuestro cuerpo. Como consecuencia de esta NO reacción, vemos como el diámetro de los vasos sanguíneos puede estrecharse de forma crónica provocando arteriosclerosis o incluso de forma completa pudiendo desencadenar en este caso un infarto de miocardio, una embolia pulmonar o un infarto cerebral.

  

Para que lo entendamos mejor, cuando una persona sufre de stress, la glándula pituitaria reacciona aumentando la secreción de la hormona adrenocorticotrófica (ACTH), que es como si un sistema de alarma se disparara dentro de nuestro cerebro. Esta alarma les dice a las glándulas suprarrenales, situadas encima de los riñones, que inunden el torrente sanguíneo de hormonas del estrés, incluidas cortisol y adrenalina. Y estas hormonas del estrés provocan toda una serie de cambios fisiológicos en nuestro cuerpo, como el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, la inhibición del sistema digestivo y la alteración del sistema inmunitario. 

 

 

Si atendemos a la evolución de nuestra especie, vemos que nuestra vida actual tiene muy poco que ver con la de los tiempos primitivos. Ya que hoy día son muy pocas las veces que el estrés estar directamente relacionada con un situación amenazante, de la que solo es posible salvarse mediante la práctica de actividad física (huida o ataque).

 

Mas bien, los desencadenantes del estrés en la vida diaria actual tienen más que ver con aspectos relacionados con el ámbito profesional o interpersonal.

El elevado estrés laboral al que la mayoría nos vemos sometidos, hace  que la fases de relajación en algunas personas sean demasiado otras,  haciendo que el cuerpo esté constantemente activado debido al estrés prolongado. Esto solo puede ser tolerado durante un tiempo, ya que seguidamente el cuerpo comienza a sentir el agotamiento y pueden aparecer molestias funcionales (por ejemplo el síndrome del colon irritable).

 

También, el hecho de que el cuerpo se encuentre permanentemente activado, repercute en los siguientes aspectos: 

  • La presión sanguínea se mantiene elevada, debido a la pérdida de elasticidad de los vasos sanguíneos.
  • El sueño deja de ser reparador.
  • La musculatura se presenta en constante tensión.
  • El cortisol, que es la hormona del estrés, pasa a liberarse d e una forma continuada y en una mayor cantidad, por lo que el riesgo a sufrir diabetes aumenta.

Por otro lado, también vemos como el estrés permanente produce efectos negativos a nivel de sistema inmunitario. Vemos como la hormona del estrés, el cortisol, pasa a liberarse de forma continuada y en grandes cantidades, y cuando el estrés es prolongado debilitara nuestras defensas a largo plazo, aumentando la exposición  sufrir enfermedades infecciosas como resfriados o herpes labial. El mayor nivel de cortisol también tiene un efecto negativo en enfermedades crónicas como la psoriasis, la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide. 

Por otro lado, el estrés constante también tiene consecuencias a nivel psicológico. Dichos efectos se ignoran a veces durante mucho tiempo, ya que  a menudo buscamos ayuda médica solo cuando aparecen las molestias físicas asociadas a este. Vemos, que el médico puede tratar estas últimas, pero no eliminar la causa que las provoca, el estrés. A largo plazo, en las personas que lo sufren pueden desarrollar una depresión o enfermedad conocida por el síndrome de burnout ("estar quemado").

 

Para manejar el estrés de una forma sana,  es muy importante parar y tomar tiempo para analizar las causas que lo producen, así como conocer bien los síntomas asociados, de este modo se puede reaccionar a tiempo y combatirlo. 

 

¿Cómo responde nuestro cuerpo a ello? pues aumentando automáticamente la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración, el metabolismo y el torrente sanguíneo que llega a los músculos. Se trata de un mecanismo de autodefensa para solventar una posible amenaza, el problema viene cuando las situaciones de estrés se acumulan una detrás de otra y el cuerpo no tiene tiempo de recuperarse y termina alterando casi todos los procesos de nuestro cuerpo (especialmente al aparato digestivo produciendo diarrea o vómitos).

 

Nuestro objetivo en este artículo, como fisioterapeutas y osteópatas, es explicar brevemente cómo los estados de ansiedad, depresión o estrés afectan a nuestros distintos sistemas del cuerpo (digestivo, respiratorio, musculo esquelético...) y cómo la Osteopatía Craneosacral ayuda a sanar esos sistemas.

 

¿En qué consiste el tratamiento de la Depresión,Ansiedad o Stress con Osteopatía Craneosacral?

 

Primero explicaremos que la Osteopatía Craneosacral es una evolución de la Osteopatía craneal, que  trabaja con las fascias y la expresión cinética de todas y cada una de las estructuras del cuerpo humano.

Resultado de imagen de craniosacral therapy benefits

 

 

El sistema craneosacro está compuesto por las membranas del sistema nervioso central, el líquido cerebro espinal, las estructuras óseas relacionadas y los tejidos conjuntivos del cuerpo y por tanto, está íntimamente relacionado tanto con el sistema nervioso, el sistema musculo esquelético, el vascular, el endócrino y el respiratorio. Todos ellos, sistemas que se ven afectados cuando se sufre de ansiedad, stress o depresión ya que se producen bloqueos tanto físicos en determinadas zonas de su cuerpo como emocionales.

 

Para liberar esas tensiones, el osteópata craneosacral aplica cuidadosas manipulaciones muy suaves (y muy relajantes para el paciente) tanto a los huesos del cráneo, cuello, vértebras, la base de la columna y del tejido blando del cuerpo para así liberar las restricciones de las membranas de los tejidos conjuntivos que afectan el sano funcionamiento del Sistema Nervioso Central y del Organismo humano como un Sistema Holístico. 

 

Los desbloqueos que realiza el  osteópata craneosacral conllevan también que la energía que antes utilizaba el paciente para mantener la contracción del tejido (la tensión que le producía mantener los distintos bloqueos en su cuerpo) sea liberada aumentando así su nivel de energía y vitalidad.

 

Así entenderemos porque con el tratamiento con Osteopatía Craneosacral se consigue:

  • Liberar las tensiones acumuladas en los diafragmas y en los centros nerviosos.
  • Mejorar la actividad cerebral, la fluctuación de líquido cefalorraquídeo y la circulación sanguínea.
  • Mejorar el funcionamiento visceral (más conocido como nuestro segundo cerebro), intrínsecamente ligado a nuestro estado emocional.
  • A consecuencia de todo lo anterior, nuestro estado de ánimo mejora y aumenta nuestro nivel de energía y vitalidad.
  •  Equilibrar nuestro organismo.
  • Otras recomendaciones además de la Terapia Craneosacral:

• Realizar actividad física suave y moderada.
• Llevar una alimentación sana.
• Aprender técnicas de gestión emocional y relajación.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

ECCOFISIO 914253354 o Cita Online

 

ECCOFISIO: Clínica de Fisioterapia, Osteopatía (estructural, visceral y craneal (craneo mandibular, craneo sacral...).Estamos en C/ Cabeza Mesada 24 Ensanche de Vallecas Madrid. Próximos a Vallecas, Puente de Vallecas, Santa Eugenia, Moratalaz, Vicálvaro, Arganda, Rivas Vaciamadrid...y a 15 min. por A3 de Conde Casal, Retiro o Atocha. Fácil parking.

 

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Natalia (sábado, 30 julio 2016 05:00)

    Hola. Sufro de ansiedad y eso hace que esté en tensión constante. Además suelo tener muy contracturada la zona del cuello, cervicales, lumbares y a veces estoy con mareos y dolores de cabeza. Suelo ir al fisio regularmente pero al cabo de poco estoy igual. No he probado nunca la osteopatia. En mi caso me ayudaría? también quería saber que horario tenéis. gracias anticipada y un saludo.

  • #2

    ECCOFISIO (sábado, 30 julio 2016 10:56)

    Buenos días Natalia. Como hemos comentado en el artículo, el stress y la ansiedad afectan negativamente en nuestro organismo y pueden ocasionar síntomas como los que nos comentas. En este sentido, la Osteopatía tiene en cuenta todos los bloqueos que sufre el cuerpo y la relación que existe entre ellos. En concreto,la Osteopatía craneo sacral es beneficiosa para el tratamiento de la ansiedad. Un saludo

  • #3

    PALOMA (domingo, 20 noviembre 2016 12:43)

    HOLA. TENGO UNA HIJA DE 21 AÑOS Y LLEVA 3 AÑOS CON ANSIEDAD. ESTÁ EN TRATAMIENTO CON PSICÑOLOGO Y CON MEDICACIÓN PERO NO VEMOS QUE MEJORE MUCHO. ESTAMOS BUSCANDO ALGÚN MÉTODO QUE SEA TOTALMENTE NATURAL Y ACABO DE DESCUBRIR VUESTRO ARTICULO Y DESCONOCIA LA OSTEOPATIA. ¿VEIS QUE EN UN CASO COMO EN EL DE MI HIJA PUDIERA TENER RESULTADOS? MUCHAS GRACIAS

  • #4

    ECCOFISIO (miércoles, 23 noviembre 2016 11:56)

    Hola Paloma,

    En el caso de su hija, la Osteopatía sería complementaria al tratamiento psicológico y nunca sustitutiva del mismo, ya que para una recuperación total lo más importante es conseguir superar o controlar lo que le provoca el estrés y eso ya entra en el ámbito de la psicología.

    Con la osteopatía se pueden disminuir los niveles de ansiedad y mejorar las disfunciones que el estrés genera en nuestro cuerpo ( problemas musculares, viscerales, cefaleas...) para que se encuentre mucho mejor y ayudar a que la recuperación sea mucho más rápida.Un saludo

  • #5

    Montse De Benito Guzmán (viernes, 21 septiembre 2018 14:05)

    Muy buenas tardes. mi consulta es la siguiente: llevo un año haciendome disstintas pruebas médicas pero no me encuentran nada. mi problema es que estoy con dolores de cabeza tremendos, la espalda y cuello los tengs como bloques, me los noto superduros y sé que tengo mucho stress y que ademas aprieto los dientes porque mi dentista me ha dicho que bruxo y que tengo mucho desgaste. La espalda y cervicales me las trato ocasionalmente en el fisio pero veo que al poco estoy igual
    ¿para un caso como el mio la osteopatia daria resultados?

    gracias y buenas tardes