CAUSAS, SINTOMAS Y TRATAMIENTO DE LA PUBALGIA EN DEPORTISTAS COMO LOS FUTBOLISTAS

fisioterapia osteopatia tratamiento sintomas pubalgia madrid, osteopatia tratamiento cruralgia madrid, fisioterapia tratamiento slap labrum hombro cadera madrid, fisioterapia sabados madrid, fisios sabados madrid

LA PUBALGIA EN LOS DEPORTISTAS

 

ECCOFISIO: Clínica Deportiva de Fisioterapia, Osteopatía, Reeducación Postural Global y Estudios Biomecánicos de Ciclismo en el Pau de Vallecas Madrid. Fácil parking.

 

 

914253354    Cita Online

 

 

 

 

¿Qué es la Pubalgia?

La pubalgia o dolor de ingle, también conocida como osteopatía dinámica del pubis es un síndrome doloroso que sufren algunos deportistas como futbolistas. Se manifiesta por un dolor difuso en la zona del pubis que se instala durante semanas o meses, unas veces al realizar actividades deportivas o de esfuerzo y las menos, en la realización de las actividades de la vida diaria. 

 

El origen del dolor suele ser por la hipermovilidad de la sínfisis púbica debido a varios factores como son: laxitud en los ligamentos del pubis, un desequilibrio muscular entre abductores y recto anterior abdominal, anteversión pélvica o aumento de la curvatura lumbar y de manera muy frecuente se debe a un déficit en la movilidad de las articulaciones sacroilíacas. 

 

¿Cuándo suele producirse? 

 

La mayoría de los casos de Pubalgía que vemos en la Clínica se deben por la práctica de deportes como el fútbol (la mayoría de los pacientes de pubalgia), atletas de larga distancia, jugadores de rugby, ciclistas, levantadores de peso y deportistas de crossfit.Aunque también ocasionalmente acuden otros pacientes cuyo origen se debe  a una artropatía de la sínfisis del pubis.

 

Es importante un buen diagnóstico pues la pubalgia se puede confundir con otros dolores asociados a hernia discal en los niveles L1-L3, así como dolores viscerales de origen renal o genito-urinario que bien sabemos que también son capaces de generar dolor en esta zona. 

 

Las causas que influyen en el desarrollo de la osteopatía de pubis pueden ser de dos tipos:

 

Factores intrínsecos

 

La laxitud e hipermovilidad en la sínfisis del pubis, la debilidad de la musculatura abdominal o el desequilibrio entre los aductores y el recto anterior del abdomen, la retracción muscular o diferencias de longitud de los miembros inferiores, el exceso de anteversión pélvica, (hiperlordosis lumbar), la falta de movilidad de la articulación coxofemoral, de la articulación sacroiliaca, la displasia de cadera o cualquier trastorno de esta articulación que cree un desequilibrio o contribuya a aumentar las fuerzas de cizallamiento en la sínfisis púbica.

 

Factores extrínsecos

 

Entre los factores asociados se enumeran la mala calidad del terreno de juego (resbaladizo o pesado), que obligue a un sobreesfuerzo de estabilización al atleta o al jugador y también el entrenamiento inadecuado o excesivo.

 

 

¿Qué tipos hay de Pubalgia?

 

La pubalgia puede ser traumática o crónica, que es la más frecuente.

En el primer caso se puede producir tras un traumatismo que suponga un cizallamiento de la sínfisis púbica o por una contracción brusca de los aductores que dañe la inserción pubiana.

 Resultado de imagen de pubalgia futbolista

La pubalgia crónica aparece cuando las causas de la pubalgia traumática asientan en y alrededor del pubis, al ser víctima de un esquema funcional alterado y no la causa.

 

Puede deberse a una alteración en la unión osteo-tendinosa de los músculos aductores (mayor, medio y menor) “pubalgia baja”, o en la unión osteo-tendinosa de los músculos abdominales, “pubalgia alta” o puede haber también “pubalgia mixta”. 

 

La pubalgia crónica es la forma más frecuente y cuando el cuadro clínico se presenta, creemos que el trastorno no es una inflamación sino una degeneración de las uniones osteotendinosas de estos grupos musculares o de la articulación de la sínfisis del pubis. 

 

¿Cúal es el beneficio de la Osteopatía en el tratamiento de las lesiones de Pubalgia? 

 

Como fisioterapeuta y osteópata, mi objetivo será recuperar la funcionalidad global del paciente; la movilidad, motilidad y la motricidad, utilizando para esto evaluaciones o diagnósticos físicos precisos que descansan sobre la base de la anatomía y fisiología, para restablecer las condiciones limitadas debido a lesiones o disfunciones, y aplicar técnicas concretas para su corrección.

  

Como hemos comentado anteriormente, es esencial un buen diágnostico para diferencia otras lesiones que pueden producir un dolor similar en la misma zona.  

 Para el correcto diagnóstico,  evaluamos al paciente de forma global, explorando la articulación del pubis, los tendones aductores de ambos miembros inferiores y de los abdominales, el estado de la musculatura de las piernas, la columna lumbar, prestando especial atención a su postura, al estado de su musculatura y los posibles bloqueos articulares que pudiera tener.

  

El problema puede tener multitud de factores originarios, por lo que insistimos en realizar una evaluación muy exhaustiva para concretar correctamente el diagnóstico y así poderle realizar el tratamiento idóneo ajustado individualmente a cada persona.

 

No creemos que tenga sentido una recuperación del paciente, incluso pensar en pasar por el quirófano sin previamente haber investigado a fondo el origen del problema.

 

Es importante para orientarnos en el diagnóstico, aportar por el paciente toda la información posible así como todas las pruebas diagnósticas que le hayan realizado (radiografías, resonancia magnética, ecografía) para poder determinar si su osteopatía dinámica de pubis o pubalgia, es un problema ocurrido recientemente o la padece desde hace ya algún tiempo.

 

TRATAMIENTO DE LA PUBALGIA

 

En muchos casos, nos encontramos con que el origen de la lesión a nivel de la pelvis es una dismetría en los miembros inferiores, provocando una fuerzas de torsión a nivel del pubis, con las correspondientes adaptaciones musculares que a lo largo del tiempo empiezan a producir la famosa osteopatía de pubis.

 

En diversas ocasiones, este problema que puede acompañarnos durante mucho tiempo, no sale a la luz, hasta que realizamos un esfuerzo físico que implica a la musculatura de los aductores.

 

Ante eso debemos: equilibrar la pelvis y su musculatura, incluso, si procede, diseñar a través del podólogo, una plantilla que nos permita obtener el equilibrio pélvico del paciente.

 

En un principio, siempre se plantea un tratamiento conservador que consiste en la normalización de la zona lumbar, la pelvis (incluyendo las articulaciones sacroilíacas y el pubis) y el miembro inferior.

 

La palpación de los músculos aductores, abdominales o de la sínfisis púbica suele ser dolorosa, la contracción isométrica de músculos aductores o el estiramiento de los mismos es dolorosa y, principalmente en los casos de pubalgia alta, conlleva dolor abdominal que se exacerba al toser o estornudar, confundiendo el cuadro con una hernia abdominal o inguinal.

 

Acto seguido. se diseña un buen plan de ejercicios personalizados en cada caso tras la valoración del tono, elongación del músculo etc. Consistirá en un trabajo isométrico, posturas excéntricas y aplicación de frío local, todo ello dirigido por un experto osteópata.

Resultado de imagen para osteopatia pubalgia

 

En el caso del deportista o jugador de fútbol, inicialmente se plantea también un tratamiento conservador que incluye la reducción o el cese transitorio de la actividad deportiva y un plan de rehabilitación y compensación de la musculatura. Este será reiterativo, integrativo y multidisciplinario.

 

Es fundamental durante el tratamiento el reposo deportivo ya que en la mayoría de los casos el dolor se resuelve con éxito. Por supuesto siempre es importante contar con la colaboración del paciente (en cuanto a la realización de la pauta de ejercicios en su domicilio), para facilitar la correcta recuperación.

 

ECCOFISIO Clínica de Fisioterapia y Osteopatía en Vallecas Ensanche C/ Cabeza Mesada 24 (fácil parking)   91-4253354 o Cita Online

 

Otros artículos de interés:

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Pablo Heras (lunes, 19 septiembre 2016 15:08)

    Os cuento. Hace un mes, me dio un dolor en la ingle despues de correr 20 km por montaña. Practicamente desde entonces no he salido a correr,un par de veces. Desde entonces el dolor ya no es tan fuerte pero no termina de desaparecer. Es un dolor que noto sobre todo en los ascensos y como hago trail pues estoy subiendo la mitad del entreno. Lo he ido dejando pensando que con el reposo se me pasaria pero llevo un mes así y no mejoro y lo que peor llevo es que no puedo dedicarme a mi pasión que es el trail.

    ¿podeis aconsejarme que hacer? gracias anticipadas. Pablo

  • #2

    ECCOFISIO (lunes, 19 septiembre 2016 15:22)

    Hola Pablo, lo más probable ,por lo que nos cuentas de como se ha producido y como ha evolucionado la sintomatología, es que tu dolor se deba a una tendinitis del psoas iliaco.

    Debido a que sin evaluarlo en persona es imposible establecer un diagnóstico exacto, ya que puede haber otras múltiples etiologías que te produzcan el dolor inguinal, el mejor consejo que te podamos dar es que acudas a una consulta de fisioterapia u ostepatía para determinar un diagnóstico exacto y A partir de ahí poder solucionarlo y que puedas retomar tu actividad deportiva lo antes posible. Quedamos a su disposición Un saludo